Pan con tomate de ramellet, aceite de oliva y queso menorquín

pan-con-tomate

Estar de vacaciones en Menorca, es poder disfrutar de una parte de España muy diferente. En tus días en la isla de Menorca, desde Insotel Hotel Group, te animamos a que pruebes todas y cada una de sus delicias gastronómicas. Esperamos que, dejándote llevar por el sol y la playa pases unas vacaciones innominables.

Una de las delicias gastronómicas que tiene Menorca es el pan con tomate, aceite de oliva y un trozo de queso. Aunque a primera vista pueda parecer un plato muy sencillo, es sin lugar a duda una auténtica delicia.

Así pues, se trata de un plato tan popular que es consumido casi a diario los autóctonos de las Islas Baleares. Este pan con tomate, aceite de oliva y queso puede estar presente en todas las comidas. Pero se suele consumir en las comidas principales como acompañamiento o como entrarte y en el desayuno acompañado de una buena taza de café.

La auténtica magia de este plato son los ingredientes, ya que ellos son los que le dan ese toque tan mediterráneo. Y por este motivo, en primer lugar deberemos adquirir un buen  “pan de payés”. Este tipo de pan es característico de la costa levantina española. Se caracteriza por ser un pan redondo y posee una corteza crujiente y una miga tierna.

Sobre este pan deberemos restregar “tomates de ramellet”, tomates de ramillete en castellano, se trata de una clase de tomate de color rojo anaranjado que posee mucha pulpa y es por esto que se convierte en el tomate perfecto para restregar.

Una vez tengamos el pan con tomate, le añadimos un chorrito generoso de aceite de oliva y una pizca de sal. Para culminar este plato tan característico, cortamos un trozo de queso menorquín y lo ponemos encima del pan con tomate y aceite de oliva. A parte de queso, también puede ir acompañado de jamón o  embutidos.

Y aunque parezca un plato sencillito, os animamos que no dejéis de probarlo durante vuestra estancia en nuestro Insotel Punta Prima Resort & Spa.