Birdwatching en Mallorca y Menorca

birdwatching-islas-baleares

El Birdwatching es el arte de la observación de aves. Para los aficionados a los pájaros poder desplazarse hasta el lugar dónde  éstas habitan es uno de los grandes placeres que les da la naturaleza.

Existen territorios idílicos para este tipo de práctica debido a su clima y situación geográfica. Uno de estos lugares son las Islas Baleares, sus paisajes con mar y montaña junto con su agradable clima a lo largo de todo el año hacen que estas islas sean un lugar perfecto para el avistamiento de aves.

En estas islas se pueden apreciar más de 300 especies e incluso algunas de ellas forman parte del patrimonio de las zonas en las que habitan como son: el halcón peregrino, el buitre negro, el pinzón real, la cigüeña o la pardela balear.

¿Dónde poder ver aves?

Mallorca

Si estáis en esta isla, os recomendamos que os desplacéis hasta el Parque Natural de S’Albufera de Mallorca. Este parque está situado en la parte norte de la isla, exactamente en la bahía de Alcúdia. Posee una zona húmeda de 1.650 hectáreas que la convierte en el hábitat idílico de muchas aves.

Una vez en el parque, podréis realizar diferentes itinerarios para avistar las más de 200 aves en él habitan, como son: la focha, el ánade real, el avetorillo, la cigüeñuela o el carricerín nidifican y pasan largas temporadas.

Además de estas especies, también podréis ver otras aves como son: los flamencos, las limícolas, los patos o las garzas que hacen paradas durante una temporada para recuperar fuerzas y continuar su camino.

Menorca

En esta isla para poder ver aves, os tendréis que desplazar hasta llegar al Parque Natural S’Albufera des Grau. En estas 5.000 hectáreas de parque podréis observar aves entre bosques acebuches, humedales y playas de dunas.

Gracias a esta gran variedad de paisajes se pueden observar tanto aves rapaces como acuáticas y dependiendo de la estación del año podréis observar unas aves u otras.

  • Verano: el martinete, la cigüeña, la tórtola, la garza, el pato colorado, el halcón común o el buitrón.
  • Invierno: el pato cuchara, la gaviota reidora, el ánsar, el zampullín cuellinegro, el ánade silbón y el aguilucho lagunero, entre otros.
  • Primavera y otoño: la garcilla cangrejera, la garza imperial, el aguilucho cenizo, los correlimos o la golondrina común.

Así pues, si sois aficionados a las aves os recomendamos venir hasta las Islas Baleares. Buen clima, rica gastronomía, inmejorables vistas y más de 200 especies de aves… ¿qué más se puede pedir?