3 curiosidades de Formentera

curiosidades-formentera

 

Formentera es la isla más pequeña del archipiélago Balear pero esconde grandes curiosidades. Desde Insotel Hotel Group te descubrimos las curiosidades que hay detrás del territorio de Formentera.

 

Una isla desierta (durante un tiempo)

Durante muchos años Formentera fue una isla totalmente desierta dónde no existían comercios ni lugareños y solo se podía acceder a ella mediante ferry o barcos de propiedad privada.

Así pues, tras la caída del imperio romano la isla fue abandonada y no sería repoblada hasta el siglo de XVII cuando fue conquistada por los árabes.

El periodo en el que la isla estuvo despoblada fue, en parte, debido a la peste de Occidente. Más tarde la isla se convertiría en el refugio de múltiples piratas y bárbaros. Fue durante el 1700 cuando los habitantes de Ibiza empezaron a repoblarla, aunque el proceso fue muy lento, pues la vida en Formentera era muy dura.

 

Aguas Cristalinas

Las aguas que bañan las costas de Formentera son cristalinas. La transparencia de sus aguas es fruto de una especie de alga autóctona que vive en ella. Esta clase de alga llamada Posidonia Oceánica se encarga de limpiar sus aguas y da como resultado sus hermosas aguas.

 

El faro de la Mola y Julio Verne

Julio Verne fue un enamorado de la isla de Formentera. Este célebre escritor se sentía profundamente cautivado por su peculiar forma plana con una ligera pendiente que desemboca en los acantilados de la Mola.

Así pues, el Faro de la Mola se convirtió en el protagonista de su famosa novela Hector Servadac. En ella, un amplio grupo de intrépidos viajeros de diversas nacionales realizaban un viaje por todo el sistema solar.

Formentera es una isla en la que disfrutar de unos días de descanso de la mano de Insotel Hotel Group los 365 días del año. No dejes de visitar la isla y de recorrer cada pedazo de su historia.