¿Qué ver en Menorca en 7 días?

que-ver-en-menorca-7dias

Pese a que Menorca es una isla pequeña, tiene muchísimo por ver. Así que, con un poco de planificación, podéis ver cada rincón haciendo turismo en Menorca en 7 días.

En este post os resumimos los lugares más importantes para ver en una semana. No tenéis  por qué seguir cada plan de los que aquí recomendamos al pie de la letra. Id a vuestro ritmo y recordad, el objetivo es disfrutar del viaje, relajarse y desconectar de la rutina diaria.

Mahón y Ciudadela, dos ciudades de visita obligatoria

Es una visita obligada en vuestros primeros días, ya que son los lugares más poblados de la isla. Ambas ciudades están ubicadas en los dos extremos de la isla, solo les separa 45 km y siempre ha existido una cierta rivalidad entre ellas por razones históricas.

Por un lado tenemos a Mahón, localizada en el extremo oriental de Menorca y a tan solo 20 minutos en coche de nuestro Insotel Punta Prima Resort & Spa. Actualmente es la capital administrativa debido a su estratégico puerto natural, el más importante del Mediterráneo y el segundo más grande del Europa, razón de más por la que no podéis iros sin visitarlo.

Pero su belleza no sólo reside en la belleza de su puerto, Mahón destaca también por su cuidada arquitectura. En su casco antiguo encontréis un pequeño laberinto lleno de edificios históricos y casas señoriales que os transportarán a su pasado inglés. Como por ejemplo, el Ayuntamiento con su estilo neogótico o el Principal de Guardia, un lugar destinado a la guardia inglesa donde destaca por su característica fachada roja.

El museo de Menorca, ubicado en un antiguo convento franciscano de Mahón junto a un mirador del puerto, retrata muy bien la historia de la isla mediante la muestra al público de restos arqueológicos y numerosas obras. Tampoco olvidéis visitar sus iglesias como la de Santa María, del Carmen y el de la Concepción.

Por otro lado, tenemos a Ciudadela, la otra joya de la isla balear. Es el segundo núcleo urbano más importante de Menorca. Esta ciudad posee un cierto aire señorial que la hace única, debido a que fue la capital de la isla durante el medievo hasta la ocupación inglesa. Su precioso casco antiguo está repleto de casas señoriales muy bien cuidadas y palacios dignos de ver.

Antes de dejar la ciudad, no olvidéis visitar los dos lugares más emblemáticos de ciudad como la Catedral de Menorca y su famoso puerto, donde podréis disfrutar de los mejores restaurantes frente al mar. También destacan obras arquitectónicas como el Castillo de San Nicolás, la plaza del Borne o la Esplanada, todas ellas con mucha historia y de gran belleza.

El encanto de un lugar reside en sus pueblos

Otro de los atractivos de Menorca son sus pueblos, a tal punto que algunos de ellos ya se han convertido en uno de los emblemas de la isla. El pueblo más famoso por excelencia es Binibeca, un pequeño poblado de pescadores construido en 1972 cuya particularidad en sus callejones estrechos y todas sus casas encaladas.  

Otra joya a visitar es el pueblo de Sant Lluís, un pueblo fundado por los franceses durante su breve colonización de la isla. Está muy próximo a Binibeca, por lo que, no supondrá un gran desplazamiento para disfrutar de ella. Esta localidad cuenta de una gran belleza arquitectónica heredada del país galo, cuyos edificios más destacados son su iglesia y sus famosos molinos de trigo.

Tampoco hay que olvidarse de Fornells, un pueblo de pescadores ubicado en el norte, éste posee un puerto muy tradicional, una enorme bahía cuya extensión supera los 3 km y la famosa Torre de Fornells, en que podréis disfrutar de las mejores vistas de toda la costa. En esta localidad es donde se hace la mejor Caldereta de Langosta de la isla, un plato tradicional menorquín que debes probar.

Para concluir tu ruta puedes dirigirte hacia el mirador de la isla, Monte Toro, la montaña más alta de Menorca. Para llegar hasta allí también pasarás por otro pueblo con encanto como Es Mercadal, un pueblo de mucha antigüedad que también destaca por el tinte blanco de sus casas y sus molinos de trigo. Una vez llegados a Monte Toro, puedes disfrutar de sus maravillosas vistas de toda la isla y visitar el Santuario de la Virgen del Toro, la patrona religiosa de la isla.

La historia de Menorca la cuentan sus monumentos

Como ya se habéis podido observar, Menorca es una isla de mucha historia. Por ella han pasado diferentes civilizaciones, dejando todas parte de su esencia. Empezando por la etapa prehistórica, donde destaca la Naveta des Tudons, el edificio más antiguo de la isla, en cuyo interior enterraban a sus seres queridos junto con sus objetos personales.

En sus inmediaciones se pueden encontrar poblados de la Menorca prehistórica. No obstante, el más importante se ubica en el otro extremo de la isla y es el poblado de Talatí de Dalt.

Es uno de los más importantes núcleos antiguos encontrados de ese período, en el que se calcula que pudieron vivir cerca de cien personas, se encuentra en un buen estado de conservación y posee gran información acerca de la función de cada antigua edificación.

Tampoco podemos olvidarnos de todos sus fuertes y edificios militares, donde podemos destacar el Fuerte Marlborough, edificado durante la colonización de los ingleses en honor a uno de sus generales al Duque Marlborough, John Churchill. Fue un lugar clave para las luchas que se llevaron a cabo entre España, Reino Unido y Francia por la conquista de Menorca.

Pero no os podéis ir sin visitar el fuerte más importante de la isla, la Fortaleza de la Mola. Fue construida después del período inglés en la península de la Mola, justo en la entrada del puerto de Mahón, ya que su objetivo era proteger dicha entrada de las fuerzas británicas y francesas. Se encuentra en perfecto estado de conservación cuenta con visitas guiadas y unas impresionantes vistas de la costa y del puerto.

Las costas menorquinas y sus aguas cristalinas  

Estos últimos días los podéis dedicar al relax y qué mejor forma de hacerlo que disfrutando de sus calas y playas en uno de los mejores hoteles de Menorca, nuestro Insotel Punta Prima Prestige Suites & Spa es lo que estás buscando.

Un dato a tener en cuenta es la diversidad de playas y calas que hay en Menorca, mientras que las del sur son  de arena fina y contrastan con el verde de su paisaje, las del norte son rocosas y de una singular tonalidad rojiza.

 

A continuación, os dejamos con nuestra particular selección de las mejores playas y calas de Menorca.

Zona Norte de Menorca

  • Cala Pregonda
  • Cala Cavallería
  • Cala Presidi
  • Cala Pilar

Zona Sur de Menorca

  • Cala Turqueta
  • Cala Macarella
  • Cala Macarelleta
  • Ca La en Porter

Estos han sido los puntos más importantes que no debéis olvidar si vais de vacaciones a Menorca. Si tenéis ganas de pasar las mejores vacaciones de vuestras vidas…  ¡Menorca os está esperando!