¿Qué ver en Mallorca en un 1, 3, 4, 5 ó 7 días?

que-ver-en-mallorca

Todos sabemos que Mallorca es una de las islas más bonitas e impresionantes del mundo. Si tienes planeado visitarla, os vamos a proponer qué hacer en Mallorca en un, 3, 4, 5 o 7 días para que no te pierdas lo más imprescindible.

¿Qué ver en un día en Mallorca?

Por la mañana

Empezaremos el día visitando la Catedral de Palma, una de las bellezas arquitectónicas más famosas del Mediterráneo y el emblema de la isla. Un edificio de estilo gótico en cuyo interior podemos destacar la Puerta del Mirador, Capilla de la Trinidad y el Museo Gótico.

Una vez visitada, nos dirigimos al norte de Mallorca a visitar Pollença, un municipio muy característico que fue fundado por los romanos, en él podemos visitar la ermita del Calvario, el Convento de Santo Domingo y la Capilla Gótica del Roser Vell.

Para completar la mañana podemos visitar Sóller, un atractivo pueblo situado a la zona noroeste de Mallorca. Es una buena opción si se opta por el excursionismo y los deportes de montaña. Es la combinación perfecta de mar y montaña con un ambiente agradable y de clima fresco. De esta experiencia hay que destacar el Puerto de Sóller, un extraordinario lugar donde nadar y disfrutar de la gastronomía mallorquina.

Por la tarde

Después de comer podemos adentrarnos en plena Sierra Tramuntana y visitar Valldemossa. Se trata de la población más conocida de la zona, pero también otros lugares con encanto dónde podemos ir después como Andratx que cuenta con pequeñas calas, grandes acantilados y cuatro islotes, siendo el de Sa Dragonera el más conocido.

Luego podemos concluir la tarde visitando Palma con más profundidad cómo sería su casco antiguo, la zona portuario o el Castell de Bellver, una fortificación de estilo gótico situada a tres kilómetros de la ciudad, en una zona rodeada de bosque con vistas a la ciudad, el puerto, la Sierra de Tramuntana y el Pla de Mallorca. De hecho, su nombre deriva del catalán antiguo “bell veer”, que significa “bella vista”.

Por la noche

Mallorca dispone de una diversa oferta para disfrutar de la noche. La Lonja de Palma es una zona muy famosa donde está repleto de cafeterías, restaurantes y bares para disfrutar de un momento relajado en sus terrazas o de música en vivo, ya sea de jazz, música clásica o algo más moderno y comercial.

Para aquellos jóvenes que van en busca de un ambiente más festivo, Mallorca cuenta de otras zonas como Magaluf, Arenal, Playa de Palma y el Paseo Marítimo de la capital. En Mallorca todo es posible.

Qué ver en Mallorca en 3 días

Un segundo día dedicado a la playa

Si tu estancia se va alargar dos días más, podemos tomarnos nuestra estancia con más calma, en tu segundo día en la isla puedes aprovechar para disfrutar de sus maravillosas calas y playas, Mallorca tiene una gran variedad a tu alcance entre las que destacamos la Playas de Santanyí, Formentor y Playa de Muro.

En todas ellas se recomienda llevar comida y nevera para las bebidas, ya que la mayoría son casi vírgenes o dispone de poca oferta, como la de Formentor.

Las Playas de Santanyí son unas de las más preciosas de la isla, siendo la de Es Caló des Moro la más imprescindible, pero la de S’Amarador, Cala Mondragó, Cala Llombards o Cala Santanyí otras playas que también merecen la pena de visitar.

La Playa de Formentor, ubicada en el punto más al noroeste de Mallorca, es otra de las más impresionantes de Mallorca donde la rodea un extenso pinar y con excelentes vistas. Y de la Playa de Muro destaca la zona de Es Comú de Muro, una playa que forma parte del Parque Natural de s’Albufera.

Conoce mejor la ciudad en tu tercer día

Puedes aprovechar tu tercer día para conocer Palma con más profundidad, aparte de su famosa catedral, la ciudad también cuenta con lugares de mucho encanto. Por ejemplo, su casco antiguo, el tradicional Mercado del Olivar, el Palacio de la Almudaina o los Jardines del Rey. Puedes dedicar este último día a relajarte en el hotel e ir a conocer Palma mientras paseas, pruebas la gastronomía típica de la isla en sus restaurantes, visitas museos o vas de compras.

¿Qué ver en Mallorca en 4 días?

Dedica tu cuarto día a conocer sus cuevas

A parte de sus maravillosas playas y paisajes, también cuenta con impresionantes cuevas, un dato que pocos sabe. Muchos de estos tesoros están ubicados bajo tierra donde podemos encontrar estalactitas, estalagmitas y lagos de agua dulce o salada.

Las más importantes son las Cuevas del Drach, Génova, Campanet y del Hams. Muchas de ellas poseen otras cuevas que están conectadas entre sí. Vale la pena explorarlas y conocer estas maravillas desconocidas a ojos de muchos turistas.

¿Qué ver en Mallorca en 5 días?

Conoce Sa Calobra en tu quinto día

Otra de las pequeñas joyas de Mallorca es Sa Calobra, una cala ubicada entre dos acantilados que forman la desembocadura del Torrent de Pareis. La impresionante belleza del paisaje y el color de sus agua la convierte en unos de los imprescindibles a visitar.

Dispone de un parking cercano y un pequeño puerto para comer algo antes de iniciar la excursión, ya que se tiene que descender a pie hasta llegar al lugar. ¡No te arrepentirás!

¿Qué ver en Mallorca en 7 días?

Reserva tu sexto día para adentrarte en sus parques naturales

Mallorca cuenta con innumerables parques naturales. La belleza que emanan sus parajes, sus ecosistema y su particular flora y fauna, son razones para que los amantes de la naturaleza deben de conocer estas áreas protegidas.

Los más impresionantes son el Parque Nacional Marítimo Terrestre del Archipiélago de Cabrera, el Paraje natural de la Serra Tramuntana, Parc Natural de S’Albufera, Parque natural de Mondragó, Parque natural de Sa Dragonera, Parque natural de la península de Llevant.

No dejes nada por explorar en tu último día

Si pensabas que después de estar una semana en la isla ya lo habías visto todo, siento decirte que no. Aún hay pequeños tesoros ocultos muchos de ellos son fortificaciones y edificios del periodo medieval, esta excursión hará las delicias de los amantes de la história y del arte de la época.

Estos son el Castillo de Alaró, Castillo de Santueri, Castell del rei, Castillo de Capdepera, Castillo Museo de San Carlos y el Castell de la punta n’Amer. Todos ellos te transportarán a otra época y de paso te harán disfrutar de paisajes impresionantes nunca vistos.

Todo esto es lo que te esperará cuando llegues a Mallorca, como habrás podido observar, en la isla no hay cabida para el aburrimiento. Además de visitar estos lugares, puedes combinarlo con el relax que te puede aportar un hotel de calidad. En Insotel tendrás las mejores ofertas familiares todo incluido en hotel con spa en Mallorca. Convierte tu viaje en una inolvidable experiencia con nosotros.