La Factoría de Salazones de Mallorca

factoria-salazones-mallorca

En Insotel Hotel Group, conocemos Mallorca como la palma de nuestra mano y por esto queremos enseñarte una parte de ella que nos encanta: La Factoría de Salazones.

Durante vuestros días en Insotel Cala Mandia Resort & Spa, esperamos que saquéis un poco de tiempo para visitar estas ruinas romanas. Un lugar que os mostrará lo que fue esta isla muchos años atrás.

Esta factoría se encuentra a escasos metros del mar, exactamente a 800 metros en una playa situada en el Pla de ses Figueres.

En la actualidad, podemos encontrar tres grandes surcos en la roca de base rectangular y vértices redondeados. Las medidas de estos restos son de unos 2,30 metros de largo, 1,80 metros de ancho y conservan una altura de unos 1,2 metros.

Estas tres cubetas están revestidas en su interior con opus signium, es decir, una mezcla de cal, arena y cerámica triturada de unos 6 centímetros de grosor. Cerca de estos surcos, se descubrieron los restos de un muro de tradición romana.

Los expertos afirman que este muro es la muestra de la existencia de una habitación cubierta que en la antigüedad fue utilizada como almacén o punto de trabajo. Todos los datos apuntan a que este lugar era una factoría para salar pescado, aunque no está científicamente demostrado.

Por otra parte, también falta por determinar la fecha de creación de esta factoría. Todos los indicios apuntan a que su construcción fue en el siglo I d. C., pero existe una controversia ya que muchos de los restos de cerámica encontrados corresponden a los siglos V d.c.

Como consecuencia de los acontecimientos históricos, entre el 1809 y el 1814 prisioneros franceses estuvieron  recluidos en la zona y reutilizaron esta factoría como como viviendas, talleres y despensas, por lo que resulta imposible determinar con exactitud la fecha de dicho yacimiento.

Desde Insotel hotel Group esperamos que os guste esta factoría y disfrutéis de vuestra estancia en Insotel Cala Mandia Resort.