Los Ficus Carica de Formentera

ficus-carica-formentera

Si algo tenemos que destacar del encanto de Formentera es sin lugar a duda su paisaje. Y es que la vegetación de la pequeña de las cuatro Islas Baleares es realmente maravillosa.

Si nos damos un recorrido rápido por la flora de la isla, podremos observar que la mayoría de sus árboles son sabinas y pinos pero también podremos encontrar muchos “Ficus Carica”, es decir, higueras.

Se trata de un árbol muy singular que debido a su tronco y ramas dan lugar a formas increíbles, a la vez que imposibles, que con el paso de los años se han convertido en todo un emblema de esta isla pitiusa.

Aunque siempre nos las encontraremos en terrenos de cultivo llanos, debido a su carácter rebelde también las podremos ver germinar y crecer en sitios secos, rocosos, muros y grietas. Además este tipo de árboles tienen una capacidad inaudita de sobrevivir en cualquier lugar y por este motivo pueden desarrollarse sin la necesidad de ser cuidada.

Pero, ¿cómo logran tener estas formas tan curiosas? Muy sencillo, para que estos árboles centenarios tengan estas formas se apuntalan sus estolones con horquillas que ayudan a su crecimiento horizontal.

Otro dato curioso de estos “ficus caricas” es que pocas veces los encontraréis en solitario, es decir, que suelen haber varias juntas y que gracias a sus apuntalamientos y el paso de los años han ido entrelazándose borrando los límites entre unas y otras formando pequeños bosques.

Estas higueras son uno más de los múltiples atractivos que encontraréis en esta bonita isla. Así que, una vez instalados en nuestros hoteles de Formentera, os recomendamos que os dejéis llevar por el encanto de la isla y la recordáis dando largos y agradables paseos.