Formentera en bicicleta

cicloturismo

Formentera es una isla de una longitud de 18 km de este a oeste. Pero no sólo eso, también hay que destacar que, a excepción del pico de La Mola, es totalmente plana, lo que la convierte en un lugar ideal para recorrerla en bicicleta, es por ello que ya es apodada como “la isla de las bicicletas”. En este artículo hablaremos de las mejores rutas que se podrían hacer por Formentera en bicicleta.

Estas son las mejores rutas para conocer la isla

La isla balear tiene un total de 32 de Rutas Verdes adaptadas tanto para bicicletas como peatones. Todas ellas tienen un grado de dificultad diferente, por lo que se requiere tener un mínimo de preparación física y tener investigado el terreno antes de iniciar el recorrido. Estos caminos las podemos clasificar en tres grupos: las rutas que bordean la costa, las que recorren el interior y las del pico de La Mola.

Bordeando la costa

Son las rutas más solicitadas, por su facilidad y la posibilidad de disfrutar de sus maravillosas playas. Te sugerimos la primera ruta, ya que es de las más fáciles y se puede hacer en 15 min. Ésta parte desde el puerto de La Savina a la playa de les Illetes, recorriendo parte de la costa noroeste de la isla. 

Se comienza siguiendo el “Camí de sa Guía”, una senda que bordea la costa por el que circulaba el tren de la sal y donde podremos disfrutar también de la inmensa laguna del Estany Pudent, lugar donde antiguamente se recolectaba dicha sal, entre otros vestigios que encontrarás de su pasado salinero. 

A medida que vamos llegando a les Illetes, nos toparemos con muchos atractivos como Sa Sequi, un punto que conecta el Estany Pudent con el mar, o la playa de Cavall d’en Borràs, una playa de maravillosas aguas turquesas. Lo que nos llevará a la playa de les Illetes, una de las más famosas de la isla.  Si quieres recorrer Formentera en bicicleta con niños, esta es la ruta ideal

Cruzando el interior

Formentera es más que playa, ya que en el interior de la isla también goza de una gran belleza con su extensa vegetación, sus torres de defensa de la época de los piratas, antiguos molinos de viento y su fauna, lo que puede que tengas suerte y descubras su famosa lagartija azul, todo un símbolo de la isla.

Si quieres descubrir esta otra cara de la isla, te proponemos tomar la ruta que parte desde la capital de Formentera, el pueblo de San Francisco Javier, o Sant Francesc, al famoso faro de Barbaria. La duración del recorrido es de 1 hora en bicicleta y de dificultad media. 

Para disfrutar de la calma del entorno, pedalea por la carretera sur del municipio atravesando el barrio de Ses Bardetes, así tomaremos una ruta alternativa que nos alejará del trajín de la carretera principal que conduce al Cap de Barbaria.

Durante el trayecto, podrás disfrutar de maravillosos parajes como sus bosques, viñedos y acantilados, hasta llegar hasta el árido paisaje que rodea el famoso faro de Barbaria. A su lado, podrás encontrar una pequeña cueva que hace de túnel entre las paredes de los acantilados y la superficie.

Ascendiendo al pico de La Mola

Pese a su terreno llano, cabe destacar que el único pico que posee, La Mola, es de 192 metros, lo que también puede suponer un reto para ciclistas con una cierta experiencia, ya que existe un tramo de 3 o 4 km lleno de pendientes pronunciadas. 

Si gozas de cierta experiencia sobre las dos ruedas y buscas nuevos retos, esta es la más apropiada. No obstante, pese a que el recorrido tiene tramos de dificultad, la que te proponemos es de poco más de 12 km.

El camino parte del pueblo del Pilar de La Mola, dirigiéndose hacia la costa norte de la isla y rodeándola en dirección este hacia el famoso Faro de La Mola. Durante la travesía, podrás disfrutar de las maravillosas de vistas, tanto del mar como del campo.

Una vez llegamos al Faro de La Mola, seguiremos bordeando la costa atravesando campos con paredes de piedra seca. Allí encontraremos el Molí Vell de La Mola, un símbolo de la tradición campesina que todavía impregna la isla. 

Pero la ruta no queda ahí, se seguirá la senda hacia el oeste, allí se tomará la carretera de ascenso, lo que conducirá al pico. Una vez alcanzado dicho punto, sólo quedará regresar al punto de partida, el Pilar de La Mola, donde se podrá descansar del trayecto realizado.

Pese a lo pequeña que es Formentera, tiene mucho que ofrecer. Allí tendrás todo a tu alcance, ya que si no dispones de bicicletas, existen servicios de alquiler de bicicletas en Formentera una vez llegas a la isla. Si estás decidido a hacer una de estas rutas, encontrarás en Insotel el mejor hotel todo incluído en Formentera

Formentera te está esperando, ¿a qué estás es esperando?