Los beneficios de tomar el Sol

insotel-beneficios-tomar-sol

Llega el verano y en lo primero que pensamos es en la playa y en pasar unos días en las Islas Baleares para obtener ese color bronceado que tanto nos gusta. Tomar el sol con precaución y protección tiene múltiples beneficios para nuestra salud como verás a continuación.

Sano y bronceado

Durante los meses de verano mejora nuestro descanso y nuestro sistema inmune se ve fortalecido. Todo esto no es solo fruto de las vacaciones, el sol también tiene mucho que ver.

El sol emite rayos UV, estos a su vez aumentan la producción de un neurotransmisor llamado serotonina, que es la responsable de que aumente nuestra sensación de bienestar.

 Además, en estos meses el calor influye de forma positiva en nuestros corazones y no solo porque tengamos dibujada una sonrisa casi las 24 horas del día sino porque el calor disminuye nuestra presión sanguínea.

Si tenemos que destacar uno de los principales beneficios de tomar el sol, sería el aporte de vitamina D que obtenemos cuando nos exponemos. Esta vitamina ayuda a reducir el colesterol. Por otro lado, durante el verano comemos más fruta y realizamos más actividades físicas, con lo que nuevamente ayudamos a mejorar la salud de nuestro corazón.

Sol con precaución

Aunque el sol nos aporte múltiples benéficos para la salud no hay que olvidar que tenemos que tomarlo con precaución y protección. Desde Insotel Hotel Group, os queremos dar una serie de recomendaciones:

  • Evitad exponeros al sol durante las 12 y las 16, ya que en esta franja es cuando los rayos UV son más agresivos.
  • Utilizad siempre protección solar. Prestad especial atención a la cara, el cuello, la cabeza, el escote y las orejas ya que son las zonas del cuerpo más vulnerables.
  • Aplicaos siempre el filtro solar 30 minutos antes de exponeros al sol.

Estos son algunos de los beneficios que tomando el sol con precaución podréis obtener. Ahora solo os falta reservar vuestra habitación en uno de nuestros hoteles para poder disfrutar de las islas, ¿a qué esperáis?